Archivo de la categoría: Expulsando los gases mentales

El Hombre-Hombre…

Me encontré con algo muy interesante en el blog de Hipólito Delgado y su cuenta de Google Buzz: Un juego de palabras del tipo “uno es un geek cuando…” , sólo que esta vez estamos buscando “cualidades”(si es correcto describirlo así”) del Hombre- Hombre. Así que yo le agregué un poco:

El Hombre-Hombre no habla fino, habla tirao y sin ningún cuidao!
El Hombre-Hombre se rasca los “nagros” delante de quien sea!
El Hombre-Hombre NO VE NOVELA, ve películas de horror!
El Hombre-Hombre NO SE DEPILA, se queda con tó lo pelo hasta por el…
El Hombre-Hombre nunca dice “tengo hambre”; eso es de mariquitas!
El Hombre-Hombre no huele a rosas… Huele a sicote!
El Hombre-Hombre no se enoja… SE ENCOJONA!
El Hombre-Hombre no pide bolas, se las va “en la guagüita de Don Fernando”
El Hombre-Hombre NO VIVE METIDO EN LA COCINA, eso es pa m@r!cØnæs!
El Hombre-Hombre no pela víveres!
El Hombre-Hombre no anda mirándose en todos los espejos que encuentra!
El Hombre-Hombre no se peina como Ricky Martin!

Acaso tienes algo que agregarle? Para tí, cómo es un hombre-hombre?

1 comentario

Archivado bajo Expulsando los gases mentales

Los hijos de nadie: Los peatones de República Dominicana (1)

Hay un problema que me martilla el alma, que me consume por dentro, que me dice que en lugar de avanzar, vamos retomando el camino que nos guía al pasado primitivo, el  del hombre de Neardenthal: el problema de la falta de civismo que impera en las vías de tránsito de nuestro país. El otro día vi un episodio (de los tantos que vemos a diario) en el que un chofer de carros públicos se detuvo a dejar un pasajero en un pequeño tapón. El pasajero era un niño como de nueve o diez años. El niño abrió la puerta y justo antes de desmontarse, apareció de la nada un motorista que por poco se lleva al niño con todo y puerta. En ese momento, yo iba cruzando la calle y le dije “es que ustedes andan con demasiada prisa!?” y seguí caminando. Días después, hice unas fotos con mi celular de cómo los choferes de vehículos de motor invadían el espacio peatonal… Así luce nuestro safari...No delante, ni detrás del paso peatonal, sino ENCIMA. Verdugo!…Contrario a las leyes de tránsito vigentes. Y es que, a pesar de que tenemos leyes, de que nos conformamos como una sociedad civilizada, no estamos tan lejos de un safari, una selva moderna.

Deja un comentario

Archivado bajo Expulsando los gases mentales

A buen entendedor, pocas palabras le bastan!

Hasta La Pulguita se queja del problema energético nacional.

Tal parece que nuestros amigos de La Pulga Virtual se están quejando a su manera: Han puesto a la pulguita del logo que los identifica con una vela en su manito, como que está en la oscuridad y al lado dice “Así No Hay Progreso”, parafraseando la manía de nuestros actuales gobernantes de poner en todas sus frases de publicidad y demagogias políticas la palabra “Progreso”. Es cierto, no se puede hablar de ‘Progreso’ en un país que hay un problema de varias generaciones, del cual sólo se han hecho promesas vacías e insípidas cada vez que nuestros gusanos políticos están en campaña: el problema de la enegía eléctrica.

Deja un comentario

Archivado bajo Expulsando los gases mentales

A quién le importa?

A quién le importa?  A quién le importa que yo escriba? A quién le importa que yo escriba en este blog?  De qué te sirve leerlo?  Qué andas husmeando por aquí? Dame una razón para detenerme! Porque yo soy el soldado que tiene las mejores balas, pero ando buscando las armas que las detonan! Si me ayudas a encontrarlas, te sentaré a mi derecha y compartiré mis tesoros contigo; sudaré de mi frente los mares que llevarán tu barco hacia buen puerto.  O Mejor vete a ver videos o hazte el favor de recrearte a tu manera.  Da igual la misma vaina.

Deja un comentario

Archivado bajo Expulsando los gases mentales